La Vida es Muy Justa y Verdaderamente Buena!

luneburg-heath-431792_640

“Al vivir, vive cerca de la tierra. Al pensar, mantente en lo simple. En conflicto, se justo y generoso. Al gobernar, no trates de controlar. Al trabajar, haz lo que te gusta. En la vida familiar, estar totalmente presente”. ~Lao Tsé

 

Si has pensado, sentido o dicho que la vida es injusta, serías perdonada simplemente por el estado emocional en el que estabas y que te llevó a esa conclusión. Y también debido a tu nivel de conciencia.

Porque muy por el contrario, la vida es muy justa y de hecho muy buena, independientemente de tu circunstancias actuales. Puedes cambiar las cosas a su estado por defecto – justo y bueno, si entiendes los tres puntos que voy a compartir contigo.

La vida nos ha dado a todas nosotras la oportunidad igual y justa para experimentar su bondad. Ahora, una pequeña excepción podría ser los nacidos con discapacidad o enfermedad grave.

 

Esta es la prueba de que la Vida es justa.

 

1. Todos nacemos de una mujer– Todos hemos nacido de mujer, ya sea a través de parto natural o por cesárea, independientemente de su raza, clase, sexo o lugar del planeta. Si las cosas no están funcionando bien para ti en un determinado lugar, tienes el poder de hacer un cambio.

 

2. Todos tenemos 24 horas en un día  – Lo que haces con tus 24 horas determina cuanto éxito o fracaso tendrás. Y también lo feliz o infeliz que serás. La asignación del tiempo se ha hecho de tal manera que no puedes prestarlo a cualquier otra persona o pedírselo prestado a alguien. No puedes robarlo, guardarlo o extenderlo. Y una vez que ha pasado, se ha ido y nunca se puede recuperar. Si realmente no estás satisfecha con el tiempo que tienes para vivir, es posible que tengas que irte a otro planeta.

 

3. Todos morimos – Este realmente se lleva el premio. La vida que decimos tener en realidad no nos pertenece. Así que ¿por qué quejarse de lo injusta que es? Debemos celebrar la vida y estar agradecidas por ello. Todos morimos, ya sea una muerte natural o no natural. Una mujer me dijo una vez que ella está agradecida con Dios por el hecho de que todos en algún momento vamos a morir. Ella dijo que si fuera así, entonces habría tanto más dolor y opresión de los que no va a morir hacia los que van a morir.

 

Estos puntos valen la pena recordar siempre que sientas, pienses o digas que los demás son más privilegiados que tú. Sal de esa mentalidad de víctima y cambia a la mentalidad victoriosa, porque allí donde está toda diversión!